Emergencias 2334-5955

Cardiología
Invasiva

Actualmente las enfermedades cardiovasculares se han constituído en la principal causa de muertes a nivel mundial. Sin embargo, afortunadamente, muchas dolencias cardíacas pueden ser ahora diagnosticadas tempranamente y tratables.

Un gran número de personas tienen ahora una segunda oportunidad de vida gracias a tratamientos integrales de primera calidad. El Hospital Herrera Llerandi ha sido pionero desde su fundación en la atención de pacientes con enfermedades cardiovasculares, centrando su atención en 4 pasos:

  • Prevención de la Enfermedad
  • Diagnóstico Precoz
  • Tratamiento Pronto y Eficaz
  • Rehabilitación

El Hospital Herrera Llerandi cuenta con el Laboratorio de Cateterismo Cardíaco, Hemodinamia y Electrofisiología más completo y moderno de la región. En el laboratorio diariamente se llevan a cabo procedimientos diagnósticos como coronario grafías, angiografías cerebrales, de vasos periféricos, renales y de extremidades, y terapéuticos como la angioplastia coronaria y de vasos periféricos con implantación de stents.

El Laboratorio de Cateterismo Cardíaco, Hemodinamia y Electrofisiología cuenta con
un staff de
médicos cardiólogos hemodinamistas intervencionistas
con amplia experiencia y especialización internacional

Respaldados por técnicos especialistas y personal de enfermería especialistas en esta área
para brindarle una atención oportuna y confiable

Apoyados por modernos equipos y una infraestructura grado hospitalario de clase mundial para la mayor seguridad de todos los procedimientos las 24 horas los 365 días del año.

Destaca entre los procedimientos, la angioplastía coronaria primaria realizada de urgencia en el curso de un infarto agudo de miocardio, el cual permite des ocluir la arteria coronaria obstruida causante del infarto, evitando el daño permanente del corazón.

El Laboratorio atiende pacientes de toda la región mesoamericana, cualquiera sea su sistema de cobertura de salud (personal/seguro mèdico).


Cateterismo Cardíaco Diagnóstico

La Hemodinamia, es una sub - especialidad de la cardiología que se encarga del estudio anatómico y funcional del corazón mediante la introducción de catéteres, a través, de las arterias de la ingle o del brazo.

Esta técnica, conocida como cateterismo cardíaco diagnóstico, permite conocer con exactitud el estado de las arterias coronarias permitiendo, en muchos casos, su tratamiento durante la misma sesión. Es decir, si se encuentra una obstrucción en alguna de las arterias coronarias, es posible realizar inmediatamente una angioplastia coronaria con implantación de stents coronarios, que son pequeñas mallas metálicas que actúan como soporte para mantener abierta la arteria. Estos dispositivos permanecen siempre en la arteria y se adaptan a la pared de ésta, reduciendo el riesgo de que el vaso se vuelva a estrechar.

¿Cómo se realiza?

El procedimiento de la angioplastia o coronario grafía se inicia insertando un catéter, que tiene las características de un tubito hueco y flexible, en una arteria de la ingle o del brazo. Éste se va introduciendo por la aorta hasta el corazón, una vez allí, se dirige el catéter hasta una arteria coronaria. Luego, se inyecta a través del catéter una sustancia opaca a los rayos X que actúa como medio de contraste, de forma que se hace visible el interior del corazón y de las arterias coronarias en una imagen radiográfica.

Este procedimiento está indicado en pacientes con dolor torácico que se acompañe de un electrocardiograma que muestre signos de isquemia y/o exámenes de laboratorio con elevación de las enzimas cardiacas; en pacientes con historia de dolor torácico con el resultado de un test de esfuerzo anormal, así como, en pacientes que hayan sufrido un infarto del miocardio.

Angiografía cerebral

La angiografía cerebral es el estudio radiológico de las arterias y venas del cerebro. Para realizarlo se efectúa una punción en una arteria de la ingle, bajo anestesia local, para introducir un catéter (pequeño tubo), que se avanza en el interior de los vasos sanguíneos hasta el cuello. Luego, se inyecta líquido de contraste que hace posible la visualización de los vasos sanguíneos utilizando una máquina especial de rayos x denominada angiógrafo.

La angiografía cerebral sigue siendo el método más preciso para el estudio de enfermedades vasculares del cerebro, en particular de aneurismas cerebrales y malformaciones vasculares arteriovenosas.

En el caso de aneurismas, permite determinar con precisión su localización, tamaño y características morfológicas, además de entregar información hemodinámica, todos elementos fundamentales al momento de seleccionar la mejor opción terapéutica para cada paciente. La angiografía es realizada por un neuroradiólogo intervencionista con entrenamiento y experiencia adecuada, siendo asistido por un equipo de enfermeras, técnicos y auxiliares especializados.

Es importante que el paciente que consume medicamentos para la diabetes, anticoagulantes o antiagregantes plaquerarios lo informe al momento de solicitar el estudio.

Angiografía Periférica

La angiografía periférica es el procedimiento en que se crea un "mapa" de los vasos sanguíneos (arterias) de la parte inferior del tronco y de las piernas, así como también de brazos, para comprobar si hay obstrucciones en el flujo sanguíneo. Es posible que le suministren medicamentos relajantes por vía intravenosa. Al paciente le administrarán una inyección para insensibilizar el sitio de la inserción, luego le harán una pequeña incisión en la ingle, cerca de una arteria.

El médico insertará el catéter, a través, de la incisión y lo introducirá en una arteria, observando el procedimiento en un monitor, gracias a la aplicación de líquido de contraste.

Es posible que el paciente sienta calor o presión en las piernas y espalda, luego de permanecer inmóvil mientras se toman las radiografías, se retirará el catéter.

Estudios electrofisiológicos

Los estudios electrofisiológicos sirven para valorar diversos parámetros de la actividad eléctrica del corazón. Los avances en electrofisiología han permitido mejorar la valoración y el tratamiento de pacientes con arritmias, insuficiencia cardiaca o trastornos de conducción de la actividad eléctrica en el corazón. En la actualidad, desde el punto de vista terapéutico, existe la implantación de marcapasos, que son dispositivos eléctricos que hacen latir el corazón mediante la descarga de impulsos eléctricos, los que reemplazan al propio sistema de control del corazón, y garantizan un latido sincronizado y eficiente.

Además se realiza la implantación de cardiodefibriladores y resincronizadores, diseñados para detectar en forma automática y muy rápida un ritmo cardíaco anormal y potencialmente mortal; así como, la anulación de focos de arritmia mediante la ablación por radiofrecuencia, procedimiento que en la práctica impide que los estímulos anómalos generados en una parte del corazón puedan propagarse.